Todo lo que necesitas saber sobre la fecha límite del modelo 130

Todo lo que necesitas saber sobre la fecha límite del modelo 130.

El Modelo 130 es una declaración trimestral de pagos fraccionados del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en España. Es importante tener en cuenta la fecha límite para presentar este modelo y cumplir con tus obligaciones fiscales.

En el siguiente video encontrarás información detallada sobre la fecha límite del modelo 130:

Fecha límite del modelo 130

Fecha límite del modelo 130

El Modelo 130 es un impuesto trimestral que deben presentar los autónomos y profesionales que tributan bajo el método de estimación directa. Esta declaración se utiliza para liquidar el pago fraccionado del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). La fecha límite del modelo 130 es un aspecto crucial para los contribuyentes, ya que el incumplimiento de este plazo puede acarrear sanciones y recargos.

La fecha límite del modelo 130 varía en función del trimestre al que corresponda la declaración. Para el primer trimestre del año, la fecha límite suele ser el 20 de abril. Para el segundo trimestre, el plazo se sitúa en el 20 de julio. El tercer trimestre vence el 20 de octubre, y finalmente, el cuarto trimestre debe presentarse antes del 30 de enero del año siguiente.

Es importante tener en cuenta que estas fechas pueden variar ligeramente dependiendo del año y de si caen en días festivos o fines de semana. En caso de que la fecha límite coincida con un día festivo o no laborable, se suele extender al siguiente día hábil.

Calendario con fechas límite del modelo 130

Cumplir con la fecha límite del modelo 130 es fundamental para evitar posibles sanciones por parte de la Agencia Tributaria. Si un contribuyente presenta la declaración fuera de plazo, se expone a recargos e intereses de demora, lo que puede suponer un coste adicional significativo.

Para facilitar el cumplimiento de esta obligación fiscal, es recomendable llevar un control riguroso de las fechas límite y programar recordatorios para no incurrir en errores. Además, es aconsejable contar con la asesoría de un profesional especializado en materia tributaria que pueda brindar orientación y garantizar el cumplimiento adecuado de todas las obligaciones fiscales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir