Uso del modelo 190: ¿Qué es y para qué sirve?

Uso del modelo 190: ¿Qué es y para qué sirve?

El modelo 190 es un documento tributario utilizado en España para declarar las retenciones e ingresos a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Su principal función es informar a la Agencia Tributaria sobre los pagos realizados a trabajadores, pensionistas u otros beneficiarios, con el objetivo de liquidar el impuesto correspondiente. Este modelo es fundamental para llevar a cabo una correcta gestión fiscal y cumplir con las obligaciones tributarias. A continuación, te dejamos un video explicativo sobre su uso:

El modelo 190: para qué se utiliza

El modelo 190 es un formulario utilizado en España para declarar las retenciones e ingresos a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) correspondientes a rendimientos del trabajo. Su uso es obligatorio para las empresas y entidades que paguen salarios, pensiones, prestaciones o cualquier tipo de remuneración a empleados, así como para aquellos que realicen pagos a autónomos y profesionales.

Este modelo se utiliza para informar a la Agencia Tributaria de las retenciones practicadas a los trabajadores y profesionales a lo largo del año, así como de los ingresos a cuenta realizados por el pagador. De esta forma, se facilita el cálculo del importe total a pagar en concepto de IRPF por parte del empleado o profesional al hacer la declaración de la renta.

El modelo 190 se presenta de forma trimestral, es decir, se debe presentar cuatro veces al año, correspondientes a los periodos de enero a marzo, abril a junio, julio a septiembre y octubre a diciembre. Es importante cumplir con los plazos de presentación establecidos para evitar posibles sanciones por parte de la Agencia Tributaria.

Para completar el modelo 190, es necesario recopilar la información relevante sobre los trabajadores o profesionales a los que se les ha practicado alguna retención o ingreso a cuenta. Esto incluye datos como el nombre y apellidos, el NIF, el importe de los rendimientos del trabajo, las retenciones aplicadas, entre otros.

Una vez recopilada toda la información necesaria, se procede a cumplimentar el modelo 190 de acuerdo con las instrucciones proporcionadas por la Agencia Tributaria. Es fundamental revisar detenidamente los datos antes de su presentación para evitar posibles errores que puedan derivar en problemas con Hacienda.

Presentar el modelo 190 de forma correcta y dentro de los plazos establecidos es fundamental para cumplir con las obligaciones fiscales en materia de retenciones e ingresos a cuenta del IRPF. Además, mantener una correcta gestión de esta información contribuye a evitar posibles inspecciones tributarias y sanciones por parte de la Administración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir